La nueva moneda: Los Bancos de Tiempo

Los Bancos de Tiempo se han constituido como un sistema de intercambio de servicios entre sus usuarios donde la moneda de cambio es el tiempo. Los participantes de los Bancos de Tiempo intercambian sus servicios con otros miembros de la plataforma. Generalmente, se utilizan unidades de una hora de duración donde los usuarios ofrecen sus habilidades y servicios. Una vez llevados a cabo, éstos se guardan en una base de datos para mantener un registro de las actividades de los mismos. Los participantes cuelgan sus habilidades, aptitudes y ofrecimientos en la base de datos del Banco de Tiempo. Desde allí, otros miembros pueden ver su perfil y requerir sus servicios de modo que, al ofrecerlos, el usuario estará acumulando horas de tiempo que podrá gastar requiriendo los servicios de otros para lo que más le convenga.

 

Formando comunidad

 

Con los Bancos de Tiempo se pretende favorecer la idea de comunidad, creando redes de intercambio de favores que se fundamenten en la ayuda mutua. Además, son iniciativas que acercan ciertos recursos a personas con bajos ingresos que no tienen acceso a determinados servicios por ser demasiado costosos. Es un sistema que hace hincapié en la necesidad de establecer relaciones sociales entre los miembros de comunidades que, en ocasiones, son muy dispersas y carecen de mezcla social, dinamismo e intercambio entre ellas.

Barcelona fue una ciudad pionera en la gestión de los Bancos de Tiempo pero, actualmente, ya son muchas las ciudades que disponen de estas plataformas de intercambio. En las grandes metrópolis los Bancos de Tiempo suelen dividirse por barrios.

 

Cómo acceder a un Banco de Tiempo

 

Para poder acceder a un Banco de Tiempo el interesado deberá acudir a la secretaría del Banco de Tiempo que tenga más cerca de su vivienda o de su lugar de trabajo, si se prefiere. Solicitará una entrevista para explicar qué es lo que puede ofrecer y en qué servicios de otras personas está interesado, así como definir el número de horas de tiempo que quisiera ofrecer y, también, recibir. Recibirá un talonario con el que podrá pagar los servicios requeridos y un listado con las ofertas y la demanda en su Banco de Tiempo. Cada tres meses, la secretaría le envía la información sobre el estado de su cuenta con una actualización de los servicios que se pueden demandar.

En los Bancos de Tiempo existe un máximo acumulable de 20 horas. A su vez, las mismas secretarías de los Bancos de Tiempo realizan algunos talleres y actividades diversas, como visitas a museos o encuentros para fundamentar la dinamización del grupo.

 

Alternativas económicas de futuro

 

Con los Bancos de Tiempo se crean alternativas económicas que, además, cumplen una función de ayuda y soporte a grupos desprotegidos, combinando la acción social. Gracias al soporte de la tecnología de la información estos grupos facilitan sus intercambios a través de unos circuitos cerrados donde pueden llevar unos registros muy claros de su actividad y de la oferta existente.

 

 

Comparte esta entrada:

1 comentario

  1. Me gustaria saber, si en torremolinos y alrededores hay algun banco de tiempo gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*